Pensando en mañana

 In turismo rural

Somos conscientes de que lo principal son las vidas humanas, a todas esas familias que han sufrido la perdida de un ser querido queremos acompañar desde aquí.

Seguro que ellas nos empujarían a pensar en el mañana, pues en muchos casos afrontaron con ilusión los peores momentos de la historia más reciente, por lo que, en este Domingo de Resurrección, es el mejor día para pensar y  preparar “el día de mañana”.

En España el 80% del sector turístico  son pequeñas y medianas empresas. En nuestra comarca, La Sierra de Alcaraz y El Campo de Montiel, es el 100%. La mayoría son autónomos y con empresas que tienen entre 1 y 3 empleados. Sólo 3 superan los 12 puestos de trabajo. Aunque sumados, según la E.P.A. en nuestra comarca son 362 puestos de trabajo habitualmente superando los 500 en épocas estivales o temporada alta como es el caso de Semana Santa.

La actividad ha sido reducida en su totalidad lo cual ha implicado un alto número de cancelaciones en una de las temporadas más dinámicas del sector que, en nuestra comarca, implicaba la consolidación de pruebas deportivas como el Gran Fondo Sierra de Alcaraz, que celebraba su tercera edición, la Semana Santa, los meses de primavera, así como la celebración de otras tradiciones que suponían un lleno absoluto en nuestros establecimientos.

 El verano, especialmente el mes de Agosto es una época que los técnicos consideran que se puede salvar, con menor número de reservas que en años anteriores pero con la posibilidad de alargarlo hasta la primera quincena de Septiembre.

Es un escenario difícil pues el Covid-19  lleva aparejado un cambio de mentalidad en todas las personas.

De todos es sabido que las arcas publicas  también se mermarán con la llegada de esta crisis, por lo que será, más necesaria que nunca la implicación de los sectores públicos y el sector privado que deberán de ir de la mano en un recorrido que los expertos, además de incierto, vaticinan como “muy largo”; distinto de las crisis anteriores.

Al plan de contingencia económico deberemos de sumar un plan de acción rentable y ambicioso y con medidas a corto, medio y largo plazo.

El Estado y nuestra autonomía han creado líneas de liquidez a corto y medio plazo, a lo que se suma que  varios Ayuntamientos han concedido ayudas económicas a sus autónomos y a los establecimientos obligados a cerrar y también han aplazado el pago de impuestos.

Destinos masificados van a ser los principales perjudicados tras esta pandemia, si bien, los mismos están ya trabajando en su reconversión.

Es un escenario difícil pues todos van a apostar por mercados limítrofes, con productos que potencien microdestinos, buscando  viajeros que huyan del turismo de masas hacia espacios más seguros.  

Se tratará de crear productos integrados, apostando por mercados limítrofes y por actividades individualizadas, con circuitos culturales, naturales y de ocio personalizados, creativos,  en los que la interpretación sea su distintivo como propuesta de valor.

Tenemos la ventaja de tener una comarca con todo tipo de atractivos.

En la pandemia, ( que aún no ha terminado),  se ha demostrado que “todos somos uno”. No hay mejor forma de empezar a pensar en el mañana.

Recent Posts