Imprencisdibles

Su plaza mayor, catalogada como una de las 20 plazas más bonitas de España, la Iglesia de la Trinidad denominada “Joya del Gótico Albacetense”,  el taller de Alfombras que en la época medieval dieron fama a la localidad, La puerta de la Aduana, la microreserva natural de la Piedra de la Molada, la calle mayor de la localidad con edificios como la puerta de la casa de los Galianos, primera de las obras de Andrés de Vandelvira. Puedes elegir, pero aún hay más. Alcaraz se descubre ante tí.

Sugerencias

En Alcaraz, además de disfrutar de la gastronomía local, también se pueden contemplar las maravillosas vistas desde los restos del castillo, descubrir antiguas leyendas medievales relacionadas con la Inquisión o con bandoleros como “El Pernales” enterrado en esta localidad o seguir la ruta  monumental  de Alcaraz. Para los más activos, puede optar por una salida en bicicleta por la Vía Verde o, si quiere un plan más tranquilo, acercarse a conocer el Santuario de Cortes o realizar turismo industrial visitando la almazara ecológica de la localidad en la que podremos adquirir uno de los mejores aceites del mundo.

Qué hacer

La historia y la cultura de Alcaraz pueden seguir a través de la visita guiada que se organizan desde la oficina de turismo y desde empresas privadas, en ella además de conocer personajes relevantes de la localidad como Andrés de Vandevira, Simón Abril y Oliva de Sabuco, podemos descubrir parte de la historia de la misma de la mano de Alfonso VIII o Los Reyes Católicos, sin olvidar a Isabel de Portugal, esposa de Carlos V y señora de Alcaraz.

Además del atractivo arquitectónico, en el interior de la casa de la Vicaría se encuentra instalado un centro de interpretación relacionado con la historia de la localidad y con bacías del Quijote.

En la Iglesia de la Trinidad podemos visitar su colección museográfica con obras de Salcillo, Roque López y una interesante cajonera renacentista. El interior de esta Iglesia y de la de San Miguel, hoy centro Cultural son dignos de mención.

La gastronomía también es un elemento destacado en cualquier visita a Alcaraz.  Aesa, que se erige como una de las almazaras  ecológicas más premiadas del país. Las hortalizas de su vega y su fruta, que se vende en pequeños mercados por los hortelanos de la localidad son manjares que no podemos dejar de disfrutar.

Embutidos, queso manchego, cordero con denominación de origen segureña, son alimentos que no podemos dejar de degustar en una visita a esta localidad.

Entre las celebraciones, su feria que data del siglo XIV, la romería de Cortes, de Interés Turístico Regional, El canto de los Mayos, el Mercado Medieval junto a una interesante programación cultural comarcal

Finalmente, los amantes del turismo activos disponen de diferentes rutas que permiten recorrer en bicicleta o BTT los parajes naturales más interesantes de los alrededores de la ciudad, incluida la Vía Verde. También se pueden realizar rutas a pie por la red de senderos y en las microreservas de la Piedra de la Molata.

El término municipal de Alcaraz es muy extenso, tanque que linda con el Parque Natural del Nacimiento del Río Mundo, se adentra en el Campo de Montiel, con enclaves incluso en la provincia de Ciudad Real y Jaén.

Imprencisdibles

Villanueva de los Infantes se encuentra a sólo media hora de nuestros establecimientos.

 La localidad, en el campo de Montiel, es el más importante conjunto representativo del barroco  manchego. El trazado urbano, como en todas las localidades de la Mancha,  es muy simétrico y ofrece numerosos lugares de interés arquitectónico. Destacan edificios civiles como La Casa de los Estudios o La Alhóndiga, religiosos como la impresionante Iglesia Parroquial de San Andrés o la Iglesia de Santo Domingo, palacios como el de los Ballesteros o la Casa Palacio de los Rebuelta, y casas populares de gran belleza. En sus fachadas se conservan más de 250 escudos. La vida gira en esta ciudad alrededor del conjunto monumental de la Plaza Mayor de principios del siglo XVII

Sugerencias

Queremos que aproveches tu tiempo en Alcaraz para visitar Villanueva de los Infantes.  En tu itinerario hacia esta localidad podrás ver la ganadería de reses bravas de Daniel Ruiz y de Samuel Flores. En esta última se organizan visitas guiadas, tanto para ver los toros en su medio natural como para conocer la riqueza faunistica  y el paraje impresionante que ocupa la finca “El Palomar”, una de las más extensas de la provincia de Albacete y la mayor del término municipal de Alcaraz.

En Villanueva de la Fuente no puedes perderte los restos de la antigua Mentesa,  o en la propia Villanueva de los Infantes  el yacimiento de Jamila, ya que esta localidad, entre la Meseta y Andalucía tendrá su reflejo en época romana, cuando será atravesada por una de sus principales vías, la conocida como vía 30 del Itinerario de Antonino que unía la mencionada Laminium con Cástulo (Linares, Jaén).

Qué hacer

Enclaves como la Plaza Mayor o el Santuario de la Virgen de la Antigua, rincones cargados de literatura como la Celda donde murió Francisco de Quevedo o la Casa de los Estudios, y un entorno natural, el del Campo de Montiel que se mantiene inalterado desde hace siglos, atraen cada día a turistas de toda España.

Villanueva de los Infantes junto a Alcaraz son las dos referencias del turismo cultural de la zona. No olvides contratar una visita guiada a esta localidad cuna de Hidalgos como Santo Tomas  de Villanueva.

Imprencisdibles

La villa de El Bonillo se encuentra a sólo media hora de nuestros establecimientos.

 La localidad, en el campo de Montiel, es un destacado conjunto histórico representativo de la arquitectura manchega en la que las casas, sus corrales y porches son lo más característico. El trazado urbano, como en todas las localidades de la Mancha,  es muy simétrico y ofrece numerosos lugares de interés arquitectónico. Destacan edificios civiles como la fachada del Ayuntamiento y  religiosos como la impresionante Iglesia Parroquial que alberga un museo parroquial donde destaca el cuadro “Cristo abrazado a la Cruz” de El Greco.

Sugerencias

Queremos que aproveches tu tiempo en Alcaraz para visitar esta localidad. No olvides  la Iglesia de Santa Catalina: Obra del siglo XVIII, construida encima de otra del siglo XVI con un admirable retablo Barroco Churrigueresco en el que se alza Santa Catalina, su museo parroquial situado en el interior de la iglesia que  alberga obras de gran interés, como “el Cristo abrazado a la Cruz” de el Greco; “el Milagro” de Vicente López; “la Magdalena” de Andrea de Sarto; “San francisco de Paula, San Vicente Ferrer, y San Pedro arrepentido” que por sus características podrían ser de José Rivera.

Destacamos, en la ruta de Vandelvira la escalera de Santa Catalina: de ascenso a la torre de la iglesia de tipo caracol de Mallorca, de clara filiación Vandelviresca, aunque de un periodo tardío.

Su órgano data de finales del S. XVIII, aunque existen escritos de 1549 donde se señala su existencia.

Qué hacer

Enclaves como la Plaza Mayor o el Rollo Picota, antiguo punto de justicia. Su campo de golf, único municipal en toda la región.

Existen muchas razones para venir a El Bonillo, la historia, el Greco y Vandelvira, la gastronomía, y su espléndida naturaleza con reservas de aves esteparias y del sabinar más al sur de Europa, además de importantes humedales endorreicos.

Imprencisdibles

Peñas de San Pedro se encuentra a sólo 40 Km. de nuestros establecimientos.

 La localidad, al pie de la Sierra, camino hacia Hellín o Ayna , es un destacado conjunto en el que tenemos gran cantidad de casas muy antiguas como algunas de la calle Castillo, Mesones y plaza Mayor.

Merece especial mención la “Casa Pintada” que se cita en varios documentos y que, probablemente, se corresponda con la de la calle Castillo citada anteriormente, donde se pueden observar restos de una decoración pintada en su fachada a modo de arquitectura fingida.

Peñas de San Pedro conserva un buen número de arcos y portadas antiguos en las entradas principales de sus casas, en su mayoría de sillería, aunque también hay algunos arcos de ladrillo bien conservados.

La decoración y estructura de estas portadas y arcos, muy rica y variada, nos permite disfrutar de algunos detalles de la arquitectura popular de los siglos XVIII y XIX.

Destacan algunos por su originalidad, como los dos arcos apuntados que se conservan en la calle Castillo. El ayuntamiento cuenta también, en su entrada principal, con una magnífica portada de sillería.

Paseando por las calles de Peñas de San Pedro nos podemos deleitar contemplando un buen número de rejas y balcones de forja, algunos de gran antigüedad, con abundante variedad de diseños y decoración que merecen la pena observar con detenimiento.

Sugerencias

Queremos que aproveches tu tiempo en Alcaraz para visitar esta localidad.

Su castillo es el principal punto de referencia de Peñas. Para cualquier visitante que llegue aquí por primera vez, es imprescindible subir hasta su cima. Tomando como punto de partida la plaza
Mayor, subiremos por la calle La Fuente, que nos conduce directamente al camino de piedra a través del cual llegamos hasta las mismas puertas del castillo. La subida, siguiendo la muralla, nos llevará tan sólo unos quince minutos. Desde arriba podemos observar el contraste entre la llanura de La Mancha por un lado y las estribaciones de la sierra de Alcaraz y Segura por el otro. En días claros puede, incluso, llegar a verse el pico de La Almenara.

Recientemente ha sido inaugurada una senda que circunvala la falda del castillo y que es una muy buena opción si no nos sentimos con fuerza para acometer la subida o si hemos bajado sobrados de ella. Desde la misma explanada sale un camino a la derecha que nos permite dar toda la vuelta al castillo y que nos ofrece un punto de vista diferente del mismo. Si tenemos suerte, podemos llegar a ver algún ejemplar de ave rapaz de las que anidan en los salientes de las rocas. Se tardará en recorrer el perímetro del castillo una media hora.

Qué hacer

En Peñas de San Pedro no olvides visitar su iglesia parroquial.  Nuestra Señora de la Esperanza sirve, a la vez, como marco donde se alberga gran cantidad de imágenes escultóricas religiosas, objetos de culto y otros enseres relacionados con la liturgia. Con Esta iniciativa se formó el Museo Parroquial, que ha sido admirado no sólo por los vecinos y visitantes de Peñas de San Pedro, sino también por entendidos y amantes del arte.

La biblioteca  de este museo incluye también algunos ejemplares de contenido profano: las obras de Virgilio, libros de medicina, farmacia, gramática, diccionarios, etc.. El Archivo Parroquial de Peñas de San Pedro, con los libros de bautismos, defunciones, cuentas de fábrica y misas perpetuas, también se halla en esta dependencia y puede ser consultado para su estudio e investigación, previa solicitud a los encargados de la colección museográfica.

La Romería del Cristo del Sahuco, el lunes de Pentecostes esta declarada de Interés turístico regional.

Imprencisdibles

Lezuza, descanso de varias caminos que pueblan sus aledaños y con una historia romana propia que dejó tras de sí la calzada de testigo es una de esas localidades que cualquier amante de la época romana no se puede perder.

Se encuentra a sólo media hora de nuestras casas rurales.

Además del yacimiento ibero-romano que puede conocerse mediante una visita guiada interpretada, la localidad cuenta con restos de una calzada romana que atraviesa la localidad junto a las de El Ballestero y Viveros.

Las tierras circundantes se nos muestran como un entramado de rutas, que van desde las más generales e importantes como la del Quijote o la Calzada Romana a más concretas como la del Lezuza, pasando por las de Casa Corazón o Casa de Roble de una sola jornada, todas ellas hacen de Lezuza un lugar especialmente agraciado para el senderista.

Entre los monumentos encontramos la parroquia de Santa María de la Asunción de estilo gótico. . Las ermitas se suceden en el territorio teniendo especial relevancia la de Nuestra Señora de la Cruz, de sencilla y popular arquitectura donde se alberga la talla labrada de la patrona. La casa Tercia contigua a la iglesia, tiene un sillar de esquina con una inscripción romana ya que sería pedestal para una estatua de Marco Aurelio.

De auge durante la época romana su nombre deriva del que tuvo entonces: colonia LibisosaForoaugustan

nto.

Sugerencias

Queremos que aproveches tu tiempo en Alcaraz para visitar esta localidad.

La colonia romana de Libisosa se encuentra junto a la actual Lezuza,  Situada sobre un alto promontorio, este ha sido testigo, gracias a su situación de cruce de caminos desde la prehistoria, del paso de diferentes culturas y sociedades. Aparte de su privilegiada situación, el territorio contaba con abundantes recursos hídricos, agrícolas y cinegéticos que favorecieron desde la prehistoria el asentamiento de comunidades humanas, favorecidas además por la existencia de salinas en su proximidad y de rutas ganaderas de trashumancia que la proporcionaron una gran riqueza.

En Libisosa dejaron sus huellas tres etapas de la historia: la íbera, la romana y la medieval. Los romanos llegaron a esta próspera ciudad en el año 180 a.C. atraídos por el río y por su valor estratégico y defensivo.

La ciudad era el paso desde la Meseta hacia Andalucía y de Levante a Extremadura y Portugal. Este cruce de caminos era vital para que Roma emprendiese la conquista del sur de la península. Después de amurallarla, el Imperio declaró a esta población colonia romana Libisosa Forum Augustana

Qué hacer

No puedes perderte el centro socio-cultural Agripina funciona como centro de interpretración del yacimiento de Libisosa contando con una sala de exposiciones de la colección museográfica, sala de audiovisuales y salón de actos. Es un centro moderno, dependiente del Ayuntamiento de Lezuza, con accesibilidad total.

Tampoco puedes dejar de visitar el Museo Etnográfico de Tiriez. Un lugar imprescindible para conocer las costumbres ancestrales de los habitantes de la comarca del Campo de Montiel, en este museo se nos muestra, en dos secciones, el hogar del labrador y del pastor y la vida en la aldea. Un paseo por lugares y objetos heterogéneos: la casa, los adornos, las herramientas apícolas, la escuela, la herrería, la quesería, el carro de tiro, las tiendas y el duro trabajo de liar esparto. Recreaciones modélicas de un lavadero, dos yacimientos arqueológicos y los ecosistemas ribereño y mediterráneo.

Mención especial para el Centro de Interpretación del Azafrán, la Casa y los Molinos de Río.
En definitiva, un espacio que aúna historia, cultura y medio ambiente dan como resultado un ecomuseo, un cóctel con personalidad propia.